half ironman mallorca equipo

Half IronMan 70.3 Mallorca (Alcudia) 🏊‍♂️ 🚴‍♂️🏃‍♂️ – Crónica Rodri

Todavía recuerdo mi primera conversación con el trainer, hace aproximadamente 10 meses.

“Trainer, yo solo quiero hacer triatlones sprint y olímpicos, no me veo para hacer más distancia…”

Jose Acosta me miró y se le escapó una sonrisilla 😃 que meses después llegaría a comprender,

“sí, sí no te preocupes, haremos una planificación de distancia Olímpica”, me dijo.

La realidad es que en abril hice mi primer Half en Sevilla, para los iniciados 1900 metros nadando 🏊‍♂️ , 90 km en bici 🚴‍♂️ y 21 km corriendo 🏃‍♂️.  En mayo he hecho el Half de  Mallorca 🏖️ y aun me quedan otros dos Half este año, en los que ya me he inscrito (Ecotrimad y Cascais). En fin… que ya me he liado con esto de la media distancia.

Mi Crónica del Half 70.3 Ironman Mallorca 🏖️

La competición era el sábado 11 de mayo pero que no os engañen 😞, la locura empieza el día antes; ir a recoger la bici al punto exacto en el que habías quedado con el transportista, hacer el registro en IronMan, asistir a la charla técnica del recorrido, comer con el tiempo suficiente para dejar varias horas antes de hacer algo de deporte, probar la bici, dejar el material en las transiciones (bici, ropa de correr..), te vas a nadar, después a correr, cenas, repasas que no se te olvide nada para llevar a las T1 y T2 al día siguiente a primera hora… en fin, que muy relajante el día anterior no es.. y si encima no tienes mucha experiencia, mejor que te lo tomes con calma. De todas formas, algún compañero del Kalamos os puede dar algún consejillo sobre como relajarte la noche antes de la competición, jajaja.

Día de la carrera:

Me levanto a las 06:00 de la mañana, desayuno algo rápidamente y hago tiempo hasta las 06:45, hora en la que salgo hacia las transiciones para dejar preparados los geles, hinchar las ruedas, calentar un poco…

half mallorca ironman natacion

Al acércame a la T2, ya se notaba el ambientazo de este Half. Las calles llenas de corredores y acompañantes desde primera hora de la mañana.

🏊‍♂️ Natación

halfg mallorca im sector agua

Creo que siempre recordaré los momentos previos a la salida, en la orilla de la playa de la Alcudia rodeado de miles de triatletas escuchando la canción de “Thunderstruck” de AC&DC.

Y, aunque estuve 6 minutos esperando mi turno para salir a nadar, estaba disfrutando tanto el evento que se me pasaron volando, no me di cuenta y ya estaba en mitad del puerto acercándome a la primera boya amarilla. Aunque reconozco que es el segmento que más me está costando. Nadar como salmones en desove, espuma por todos lados, pies, brazos no es lo que más me agrada precisamente jeje… sin embargo en Mallorca tenía toda la playa para mi, me separé unos metros del grupo y nade a mi ritmo disfrutando a tope de la prueba.

 

🚴‍♂️ Bici

sector bici half mallorca ironman

 

Tras una transición eterna, llego a la T1 a coger la bici. Calas, Casco y a encarar la sierra de la Tramontana Mallorquina. Sin duda uno de los mejores recorridos de bici que he hecho hasta el momento, totalmente recomendable.

Este segmento es uno de mis preferidos, cada vez más cómodo en la bici y con mejor ritmo. Una novatada fue colocarme una bolsita portacámaras debajo del sillín, porque con el movimiento se desaflojó y fue durante los 90 km de un lado a otro dándome en las piernas… la gente me miraba un poco raro cuando les pasaba o me pasaban

El único punto negativo fue la cantidad de gente a rueda que vi durante el recorrido, nunca entenderé las trampas en una competición. Creo que uno de los valores del deporte es saber competir, con tus fortalezas y debilidades, pero siempre en igualdad de condiciones que el resto de los deportistas.

🏃‍♂️ Carrera

Dejo la bici, me cambio y comienzo a correr. Me sentía muy fuerte y comencé a correr a un ritmo con el que me siento cómodo en los entrenamientos. Sin embargo, otra novatada me causó una pájara en el kilómetro 12. 🔥🔥🔥

 

hlaf im 70.3 mallorca carrera

Como me sentía tan bien durante los primeros kilómetros, decidí no tomar geles. Además, en los avituallamientos tampoco me hidrataba correctamente, ya que no suelo beber cuando hago deporte. Y como el IronMan pone a todo el mundo en su lugar, en el kilómetro 12 vino el hombre del mazo… y ya entré en modo supervivencia durante los siguientes 9 kilómetros. Se me hicieron eternos, pero al final con la motivación de la prueba y el apoyo de los supporters llegué hasta el final.

Y lo mejor en meta, viendo llegar a mis compañeros uno detrás de otro. Una pasada ver sus caras de emoción, cada uno con su historia personal detrás, sus motivaciones, sus retos:

finisher half 70.3 mallorca irtonman

  • Ferkal, sobreponiéndose a su lesión de cadera consiguió acabar la prueba. (Top 30 de su categoría)
  • Jose Acosta, el trainer, con su pedazo de temporada enfocada en el IronMan de Vitoria. (Top 40 de su categoría)
  • Mery, una de las cracks de las Special-K dando ejemplo de constancia y superación. (Top 7 de su categoría)
  • Nucho, un Yayo que es más Yogu que muchos de nosotros y además mi padrino. (Top 30 de su categoría)
  • Alber, el mundialista, una de las promesas del Kalamos.
  • Javier M., nuestro Masterchef Kalamero. Gracias por tus consejos crack.
  • Ivan Rumbao que no faltó a la cita con su hombre del mazo. Pero aun así acabó la prueba con tiempazo.
  • Miri, que consiguió acabar su primer Half después de la mala experiencia en Sevilla.
  • Carlos Asensi, también acabó su primer Half a pesar de no haber podido entrenar lo suficiente este año. Se había estudiado tanto el recorrido que se sabía hasta los baches de la carretera. El chivatazo de la cuesta de izquierdas me vino fenomenal para pegar el hachazo a un grupo de cabras.
  • Leja, un grande (no comments).
  • Ali, Susana, Susana R., Elena y Cata, parte de las Special-K.. para quitarse el sombrero con estas compis. Otro ejemplo de esfuerzo y superación, cada una con sus circunstancias, pero compartiendo su felicidad en la meta.
  • Edu y Noe, que siempre están ahí para ayudarte y darte su apoyo, grandes!!Edu, ¿cómo van los trisuits? jajaja
  • Viti y Nur, la pareja de Top Models del club. Creo que IronMan tiene un book de ellos jajaja

 

meta ironman half mallorca

¡Enhorabuena una vez más!

Por cierto, no hay que olvidar a los supportes Fabi y Sol. Además de todos los que nos estabais siguiendo desde Madrid..

half ironman mallorca equipo

Y con esto, ¿Como no vas a tener motivación para el siguiente?

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

~ HALF 70.3 MALLORCA ~ 🏊‍♂️🚴‍♂️🏃🏼‍♂️ . . Una pasada la organización y como hemos disfrutado en #mallorca @ironmantrispain #im703mallorca . . Todos en meta en el half más grande del 🌎 y con la sonrisa 😀 de haber hecho un buen trabajo y de darlo todo!! Equipazo enhorabuena 🎉🎊 . Hoy también había K’s que se estrenaban en la distancia y lo han hecho con nota. Relevos, individuales, cada uno superando sus metas y disfrutando en EQUIPO. . Pronto una crónica en la web… . . Las #specialK @specialkwomen una vez más increíbles !! 👏👏 . Nos lo hemos pasado en grande… #seguimos y a por el siguiente: . VAMOS KALAMOS . . #soydelkalamos #ironmantraining #ironmantri @ironmannews @ironmaneurope @ironmantri @campofrio @cross_chicken @lalternativa @merydeisgruppo @ayto_las_rozas @rozasdeporte

Una publicación compartida de Kalamos (@clubkalamos) el

🔗 Enlace a los resultados oficiales

Half IronMan 70.3 Barcelona 🏊‍♂️ 🚴‍♂️🏃‍♂️ (Calella) ➡️ Slot a Niza por Adrián

Llegaba al 70.3 Ironman de Calella con dos pensamientos: por una parte, sabía que había hecho todo el trabajo que tenía que hacer, y que mi estado de forma era el mejor de siempre. Por otra, tenía la presión que yo mismo me había metido de conseguir hacer la mejor carrera posible, y, por que no, conseguir una plaza para Niza. Sabía que habría nivel, pero no me esperaba que tanto.

Llegué con dos amigos y mi hermano el viernes a Calella y todo hacía presagiar que las condiciones climatológicas iban a ser adversas. Pronosticaba lluvia todo el fin de semana. Tras descansar bien el viernes, el sábado tocaba hacer lo de siempre: recoger dorsal, ver el circuito de bici, dejar la bici y las bolsas de transición y esperar descansando.

Domingo, 4:40 de la mañana y suena el despertador. Como siempre que hay carrera, me levanto como un resorte y empiezo a desayunar y preparar lo poco que quedaba por preparar. Por suerte, el día aparece sin lluvia, aunque ligeramente nublado. Hacia las 5:30 salimos hacia la zona de salida y transición, para dejar toda la nutrición, zapatillas, etc en su sitio.

Todo va bien, y a las 6:15 ya estoy preparado para ponerme el neopreno y calentar un poco.

Decido hacerlo en seco, pues hacía fresco y no quería salir helado. A menos cuarto, me voy hacia los cajones de salida y decido ponerme en el primero, lo más adelante posible. Sé que no voy a nadar en 25’, pero la mayoría de los que están aquí tampoco, y así tengo opción de coger unos buenos pies.

Salen los pros masculinos, salen las pros femeninas, y 3 minutos y 15 segundos después salgo yo. El agua no estaba tan fría como pensaba y las primeras brazadas son buenas. El resto de la natación igual. Buenos pies que voy cogiendo, algunos dejando para coger otros, y algún segmento tirando yo. Sin desgastar, pero sin dormirme. El objetivo era bajar de 30’, y mi reloj me dice 29’38” cuando le doy al lap. Bien, empezamos bien.

Me quito la parte de arriba del neopreno muy rápido, y cuando llego a la zona de las bolsas hay un caos que no es normal. Hay al menos ya 100 personas cambiándose. Como siempre, en la T1 pierdo tiempo. Esta vez porque decido ponerme el maillot largo de ciclismo, y al estar mojado no me entraba. Pierdo casi 1’ más de lo esperado. Con algo de enfado salgo hacia la bici, y al salir de la transición veo a otro amigo que había venido de sorpresa. Eso me da ánimos, y empiezo fuerte la bici.

La bici fue dura. Muy dura. El circuito no tenía ni un metro llano. O se subía o se bajaba. Y hasta el km 41, lo que más se hacía era subir. En los puertos (2 de 3km y 1 de 10km) decido poner ritmos fuertes, pues sé que son mi fuerte, y consigo pasar a mucha gente. En las bajadas, recuperar, ir el máximo tiempo acoplado, y aprovechar las referencias de otros ciclistas para que me marquen el ritmo. En el km 75 aprox, en una curva de derechas, llego algo pasado y salvo la caída de milagro, y pierdo un grupo que me estaba sirviendo de referencia. Hasta transición voy solo, adelantando a algunos triatletas, entre ellos la tercera chica. Voy bien, pienso.

Miro el primer km y me marca 3’35”

Llego a la T2 y como siempre, esta me sale bien. Dejo bici, me pongo las zapatillas y empiezo con tranquilidad. O al menos eso pensaba. Miro el primer km y me marca 3’35”. Relaja, me digo, y empiezo a rodar al ritmo objetivo que tenía, que era de 3’50”. Paso por donde estaba mi hermano, y me dice que estoy a 4’ del 6º. Pienso dos cosas:

joder, con la bici que he hecho y me saca 4’ el sexto. Y pienso, bueno, corriendo a 3’50” lo cojo.

Pues va a ser que no. Como he dicho antes, no me esperaba el nivel que había. Al empezar la segunda vuelta, vuelvo a pasar por donde estaba mi hermano, y me canta 3’40”. ¡Sólo 20 segundos he recortado en 10 km! Por una parte me vengo un poco abajo, y por otra me noto con fuerzas y decido echar el resto. Pensaba en mis amigos que habían hecho casi 600km para verme. En mis padres a las 7 de la mañana viendo una app. A los compañeros del Kalamos que tanto me habían animado y que sabía que estaban pendientes. No podía fallar. Echar el resto significaba mantener el ritmo, pues las fuerzas empezaban a fallar. A falta de 2 km de meta, me empiezo a notar vacío pero pienso que hoy no voy a andar. Que hoy no voy a bajar el ritmo. Y a duras penas y dejando todo lo que tenía, consigo llegar en 1 hora 20 minutos la media maratón.

Objetivo conseguido:

4 horas 35 minutos 8 segundos.

Cuando me fui el viernes de casa, deje escrito en un papel 4:35. Casualidad o no, había conseguido el objetivo. Aunque hubiese quedado 9º de mi GGEE.

Una vez llego a meta, estoy KO. Me cuesta casi media hora recuperarme, y salgo de la carpa para ver a mis amigos y a mi hermano. Me cuentan como he quedado: 9º en mi GGEE, ¡pero 40 de la general! Y eso que había 33 pros. Ahí vi el verdadero nivel que tuvo mi GGEE en Barcelona.

Tras descansar y recuperarme un poco más, nos quedamos un amigo y yo a la ceremonia de trofeos y entrega de slots. Sabía que era difícil, pero pensaba que con el nivel que había, ya habría gente clasificada. Y en efecto, así fue. Cuando vi que de los 6 slots, uno era mío, sí que pensé que el objetivo estaba cumplido al 100%. Había costado mucho, pero ya era mío. ¡Objetivo conseguido!

Half Sevilla 🏊‍♀️🚴🏻‍♀️🏃‍♀️ – Triatlón Media Distancia – Crónica Marta

Meses atrás nuestro entrenador Jose Acosta nos propuso a las chicas de Kálamos  presentarnos a la Copa de España de Media y Larga distancia, ✅ así como el que propone salir a tomar unas cañas… y aunque llevaba tan solo un año sacando la bici de pascuas a ramos y nadando un par de días a la semana, decidí animarme a encarar el reto!

La carrera era lo que menos me preocupaba, ya que siempre he corrido algo, pero luego me iba a sorprender…

Sevilla nos esperaba el 6 de Abril, y sin darme cuenta en un abrir y cerrar de ojos llegó ese deseado día, porque sí, no le tenía ningún miedo, tenía tanta ilusión por realizar mi primer Half que, ni unos contratiempos de salud que surgieron mes y medio antes de la prueba y me dejaron 3 semanas seguidas sin entrenar absolutamente nada, y la famosa cintilla del corredor que afloró 1 mes antes y me impidió correr hasta el día de la prueba, ni siquiera eso me iba a frenar el tomar la salida, deseaba estar allí!!!

Los pronósticos del tiempo eran más bien malos pero no pensé en ello, y me centré en realizar la prueba ocurriese lo que ocurriese!

30 minutos antes de la salida empezó a Jarrear, y desde la ventana de la habitación, grabábamos y hacíamos fotos totalmente patidifusas y clamando al cielo por la mala suerte de la meteorología que Sevilla nos estaba brindando ese día y en ese mismo momento!

Pero horas antes ya había dejado, la verdad que muy tranquilamente, todo preparado en Boxes, y con el neopreno puesto me dirigí al pantalán de salida con todos mis compañeros de equipo.

 

Después de unos abrazos,  besos, fotos y demás preliminares que nunca faltan y tanto nos gustan, nos daban la salida, a las mujeres hacia un lado del Guadalquivir, y a los hombres hacia el otro. Eso nos permitió a todas, creo…, nadar con más tranquilidad, y sin pensar en grandes aglomeraciones, ya que mujeres éramos tan solo unas 50 participantes.

Circuito de Natación del Half de Sevilla

Comencé a nadar y en seguida me coloqué en el grupo de cabeza, y sin muchos altercados iniciales, pero el gran drama de muchos nadadores comenzó a resurgir; las gafas se empañaban, se empezaba a meter agua y no veía absolutamente nada. Además al no llevar a muchas participantes delante, y las que llevaba ya empezaban a estar muy lejos, no conseguía localizar ningún gorro azul con el que poder guiarme un poco y cada muy pocas brazadas tenía que parar y buscar las boyas más cercanas, a la vez q me recolocaba las gafas para quitar agua y desempañar.

No conseguía nadar fluidamente y pensaba que iba a hacer una Natación desastrosa. A duras penas llegué al pantalán para subirme y dirigirme a la T1 cuando sorprendentemente me encontré a mi lado a una Elite, y cuando llegué a coger la bici me encontré a otras 2!!

Circuito de Bici: «Diferente»

En ese momento el subidón de adrenalina fue brutal porque pensé que no lo había hecho tan mal, y salí con la bici como si no hubiera un mañana!! Pero poco duró esa felicidad,  según iba adentrándome a las profundidades de los campos Sevillanos, empezó a llover, el viento era un muro muy pesado y el colofón de las 2 granizadas que me cayeron, una a los 20 km y otra al empezar a subir el primer mini puerto, donde justo sufrí mi primer pinchazo en la rueda delantera, fueron demoledores.

La fiesta «del granizo» empieza…

Nunca había montado en bici lloviendo y menos granizando y no sabía cómo iba a responder la bici ni mi cuerpo!!  Lloré y clamé al cielo para que el líquido sellara el pinchazo, y también lloraba porque estaba subiendo un puerto y el granizo se me clavaba como agujas en las partes descubiertas de mi cuerpo. Pero la virgen se apareció y el líquido selló el pinchazo. Sabía que hoy era mi día, llevaba el dorsal 14, el mismo que mi hija mediana Paula llevaba en una competición que se estaba celebrando ese mismo día en Madrid, cuando me mandó su foto con el 14, me puse a llorar como una tonta, pero sabía que era una señal; unida a que hace 14 años que ese mismo fin de semana de Abril me casaba con el Amor de mi vida, que también compitió; que hacía 14 años que estuvimos hospedados en el mismo CAR de Sevilla , que nuestra casa es la 14… en fin que parecía que hoy la suerte me iba acompañar, y así fue.

Después de un segundo pinchazo en la rueda trasera en el km 80 que también selló, llegué a la transición  con lágrimas en los ojos y dando gracias por haber llegado hasta allí, después de todas las inclemencias que había sufrido durante los 93 km sobre la bicicleta.

Empieza la parte final: La Media Maratón del Half

Mi marido me estaba esperando desde hacía bastante rato, supongo que se quería asegurar que llegaba entera de esa bici tan épica que tuvimos que superar;  y comenzamos a correr, con el miedo de que mi dolor en la cintilla iliotibial apareciese en cualquier momento y con una hipotermia en los dedos de los pies, que hasta el km 8 no empecé a sentirlos, pero me encontraba bien, supongo que al no forzar demasiado en la bici, aún tenía fuerzas, y pude hacer la media maratón, pasando mucho frío sobretodo en el tramo final, ya que se hizo de noche , pero sin sufrir  demasiado y sobretodo sin casi dolor en la rodilla, creo que la emoción, la adrenalina, y la suerte jugaron su papel, porque al día siguiente estaba bastante cojita; pero acabé… mi marido me esperó en los últimos km para entrar juntos en meta, levantando la bandera española,  y compartir una sensación que no muchos tienen la suerte de disfrutar; y mi hija mayor Marta, también corrió el último km conmigo animándome.

Mi primer half

Eso culminó mi felicidad, junto con la satisfacción de entrar en un tiempo más que decente, y sobretodo con la sensación de que, era mi primer Half y ya estaba deseando de que llegara el segundo para poder hacerlo mejor!  si,  me quedé con ganas de más!!!!!! jajajajaja

Soy Finisher!

Así que éste es el comienzo de una historia de Amor entre la Media distancia y yo; el conseguir acabar una prueba con tantas dificultades antes y durante su desarrollo, han conseguido que crea aún más en mí misma y hacerme pensar que soy capaz de cualquier cosa jajajaja  mi familia y mis amigos se piensan que estoy un poco loca, pero ya me he atrevido a meter el coche en el garaje de mi casa de la playa, cosa que antes era incapaz de hacer…

Somos mucho más fuertes de lo que éramos

En fín, que mi primer Half de Sevilla nunca podré olvidarlo, no solo por ser el primero, sino por sus condiciones, que nos hicieron a todos los que tuvimos la suerte de acabar, mucho más fuertes de lo que éramos!!!

Siguiente Objetivo: Copa de España de triatlón de Media y Larga distancia en Salamanca.

Ahora seguimos con el plato principal, la siguiente prueba de la copa de España de triatlón de Media y Larga distancia en Salamanca. Ya deseando que llegué ese día; no sabemos si lo haremos, bien, o menos bien, pero como me dijo un día Mister Acosta, “ y lo que vamos a aprender en el Camino…”

Así que seguimos… disfrutando!!!!!!

Sevilla tiene un color especial

Y por cierto, aunque el cielo estuviese gris, el viento tambalease mi bici, lloviese, granizase, o no sé que más despropósitos climatológicos apareciesen ese día, para mí Sevilla sigue teniendo un color especial.

Marta Romero Blázquez

kalamos en openwater navacerrada 2018

Travesía a Nado Navacerrada 🏊‍♀️ SWIMSTRONG

Y llegó el día  ✅  8 de julio, Travesía de Navacerrada, 2000 metros a nado en aguas abiertas… 🏊‍♀️

Hace 10 meses, tras lesionarme corriendo, decidí enfrentarme a nuevos objetivos y la natación me empezó a enganchar. Al principio no era capaz de hacer ni dos largos seguidos, tuve momentos de agobio, ansiedad en el agua, un medio que no siempre eres capaz de controlar, pero poco a poco cada día me iba encontrado mejor, las distancias de entreno cada vez eran más largas y, en compañía, con el equipo, guiada por nuestro trainer, Jose Acosta, los días de entrenamiento de natación cada día se hacían más amenos y la calle 1 se fue llenando, principalmente de chicas 👩

SWIMSTRONG NAVACERRADA: 6000m, 4000m y 2000m a elegir.

Un día, allá por noviembre, Jose nos propuso hacer una travesía en el embalse de Navacerrada en el mes de julio, tres distancias, 6000 m, 4000 m y 2000 m a elegir. Estamos hablando de la SWIMSTRONG NAVACERRADA 

Me pareció una locura pero teníamos tiempo más que suficiente para prepararla así que nos vinimos arriba y nos apuntamos unas cuantas. El objetivo estaba en marcha y sólo había que centrarse en prepararlo.

Tras meses de entrenamiento, de ilusiones, de esfuerzo llegó el día…..

Travesia a nado navacerrada 2018 dorsales

Fotos de Grupo en el pantano recogiendo dorsales….  Nervios !!!

kalamos en openwater navacerrada 2018

Todos los astros se alinearon para que todo estuviera perfecto, el día espectacular, el agua a temperatura perfecta, la organización bien, el equipo supporter espectacular… éramos unas cuantas del club las que participábamos y allí estábamos todas con nuestras ilusiones, nuestros miedos y nuestros nervios pero dispuestas a darlo todo y a disfrutar al máximo de la experiencia de nadar en aguas abiertas, cada una en la distancia elegida.

10:30, salida de las distancias de 4000 y 6000 m, turno de Marta y Susana en 4000 m y Roberto en 6000 m, lo hacen increíble, verlas entrar en meta abrazadas ya me emocionó. Marta consigue una segunda posición muy merecida y poniéndonos una vez en lo más alto.

 

12:30, salida distancia de 2000 m. Allá vamos Sol, Miriam, Irene, Elena, Susi, Lara, Noe, Charo, María y yo y se nos unen Iván, Fabi  y Carlos.

Bocinazo y empezamos a nadar. Nos ponemos a un lado y dejamos salir a todo el mundo, intento coger el ritmo pero a los 100 m me paro, me encuentro un poco agobiada, veo a Noe y María unos metros detrás de mí, a mi lado Miriam, Charo también cerca, María se encuentra algo agobiada y la animamos a continuar,

Venga! Vamos todas juntas!

Continuamos nadando, intento coger el ritmo otra vez, nada, no puedo respirar, no me entra aire, hiperventilo, me pongo boca arriba, de lado, siento presión en el pecho, nado a braza, a espalda, pongo punto muerto, lo vuelvo a intentar con la cabeza fuera del agua, sigo avanzando, vamos juntas, nosotras solas, María, Noe, Charo, Miriam y yo, las veo bien y les digo que tiren, que continúen ellas sin mí, que no puedo, cada vez estoy más agobiada, cada vez que meto la cabeza en el agua no veo nada, todo turbio, noto que me asfixio y la presión en el pecho es cada vez mayor, me oprime el neopreno, no me entra aire, Noe me  lo baja para que me entre agua a ver si me alivia, les digo que cuando lleguemos a la primera boya me voy a tierra y que continúen, no quiero ser una carga para ellas.

 

 

Nos acompañan los paddle surf que me sirven de apoyo y me animan a seguir, rendirse no es una opción.…

Los «84.451 m» que me ayudan a terminar mi travesía

No sé de dónde saco fuerzas porque solo con respirar consumo toda la energía pero vamos camino de la segunda boya, intento calmarme y empiezo a nadar, parece que cojo ritmo y parece que empiezo a encontrarme algo mejor, levanto la cabeza y veo la boya muy lejos, nos alejamos un poco unas de otras y me veo en medio del agua, sin puntos de apoyo, y entro en pánico una vez más, vuelta hacia arriba, Noe viene hacia mí, me empuja, me dejo llevar, siento que no voy a salir de esto, mi cabeza me dice que no voy a poder terminar y luchando contra los miedos, los “fantasmas”, los ataques de pánico, la ansiedad llegamos a la segunda boya, nos queda la recta final, el último esfuerzo, algo más de 500 m para terminar y me vienen imágenes de todos estos meses entrenando, y pienso en todos los metros que he nadado en los últimos meses, desde enero hasta julio me suman 84.451 m, la última semana 5000 m, 500 m no es nada!! 20 largos de piscina… !!!! Tengo que terminar esto como sea…..

VAMOS !!!

Las chicas son increíbles, no me dejan sola ni un momento, Noe me guía para que no me desvíe, afronto el tramo más largo nadando, visualizo la meta, pienso en todo el equipo que nos está esperando, pienso en las chicas, en las que me acompañan, en las que ya han llegado, en las que no están presentes pero de alguna manera están, en Fabi , Gonzalo e Ignacio que han venido a verme, en nuestro trainer, Jose, al que oigo desde tierra firme gritando VAMOS!!! Apenas sin darme cuenta, en un giro de cabeza visualizo la boya amarilla, apenas 100 m y hemos llegado, toco el suelo y me pongo de pie, todo el equipo nos grita y aplaude, me fundo en un abrazo con Noe, con Miriam, con Charo, con María y todas juntas cruzamos la meta y, muy emocionadas, nos abrazamos, lloramos y reímos…

El espíritu de compañerismo, superación, sufrimiento, esfuerzo se funde en un abrazo…

No puedo expresar con palabras el momento ni el agradecimiento a todas y cada una de ellas, a pesar de que las cosas no salieron como esperaba y del sabor agridulce que he tenido, hoy he vivido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida y me siento orgullosa de formar parte de este equipo

Las Special K 2.0, hoy más que nunca nos hemos sentido Speciales.

Gracias Kálamos!!!

Quiero hacer una mención especial a Jose, nuestro trainer, que nos “lió” en esta aventura, nos preparó para conseguirla y creyó en nosotras. GRACIAS!

 

Ahora a pensar en nuevos retos!

 

 

Otras fotos que nos «mandabamos» en el grupo de Telegram y que podeis imaginar para que sirvieron los dias previos !!

telva maraton

Telva Running Maratón por Relevos 2016 en Las Rozas

Si hay una carrera que vivamos con especial ilusión es esta la Telva Running maraton por relevos, en equipo como nos gusta…

Nos gusta competir por equipos, aquí es donde se hace visible la buena relación que existe entre nosotras, el compañerismo, espíritu de superación y ganas de hacerlo bien por el bien del equipo.

Un día perfecto para correr

Disfrutamos un montón no sólo nosotras sino todos nuestros compañeros/familias que se acercan a animar, además  un año más tuvimos la gran suerte de que el día no pudo ser más perfecto, buena temperatura y solecito.

En esta edición contamos con dos equipos de 5 «Kalameras»

4ª y 11ª posición. Yeahh !!

Kálamos 1: formado por Susi, Diana, Isa, Sol, con su rodilla a punto de ser operada, y Mery. Un equipo muy fuerte en el que las tres primeras hicieron la distancia de 10 K y las dos siguientes 5 K  y todas lo hicieron de lujo, con unos buenísimos tiempos  quedando al final en 4ª posición.

El otro equipo, Kalamos 2 lo componían Laura, nuestro último fichaje que es toda una máquina y que hizo los 10 km increíbles, Noe, que acaba de hacer su primer medio IM (Lanzarote 70.3), Charo, Alhilo y yo, todas dándolo todo para dejar la K en una 11ª posición.

Personalmente, las sensaciones en la carrera de 10 km no fueron muy buenas, el recorrido tan exigente, las molestias en los tendones y un final de carrera muy duro hicieron que mi tiempo no fuera el deseado pero el ánimo de mis compañeras y de la familia kalamera así como el apoyo de Fabián durante el recorrido me llevaron a la meta con la mejor de las sonrisas.

Lo mejor, la entrada en meta todas juntas con Charo, con la satisfacción y el orgullo de formar parte de este gran club Kálamos.

Sin duda repetiremos un año más!

maraton-new-york-2016

Crónica de Maratón de New York 2016

En noviembre de 2007 Fabi corrió su primer maratón en Nueva York, con nuestro querido Charly.

Yo fui de supporter, como siempre he hecho durante muchos años. Desde el primer momento la ciudad me enamoró, nos enamoró a todos los que fuimos allí, correr en Nueva York era un sueño, una experiencia que a mucha gente le gustaría vivir, para mí era impensable que algún día ese sueño se pudiera hacer realidad, nunca me había puesto unas zapatillas de correr, ni me lo planteaba.

En el verano de 2008 una fractura de fémur de mi hijo Ignacio  hizo que nos quedáramos sin vacaciones así que decidí que tenía que hacer algo más y empecé a correr… a finales de agosto de ese año hice mi primer 10 km y ahí empezó todo…

Correr en New York

En el año 2010 volvimos a Nueva York y en el 2011 otra vez y la última en el 2014, siempre de acompañante, y aunque hasta entonces no había hecho más que carreras de 10 km, o de algo más, como Cercedilla,  me fui de allí pensando que en algún momento de mi vida me gustaría vivir la experiencia de correr en Nueva York. Correr un maratón aún quedaba lejos de mis expectativas,  pero en la vida nunca sabrás de lo que eres capaz de hacer si no lo intentas así que en el 2015 me  probé en la larga distancia, primero en la media maratón de Madrid (hice las dos, la de marzo y la de abril) y en noviembre en el maratón de Valencia, la experiencia me encantó y disfruté al máximo. A finales del 2015 Fabi me animó a apuntarme al sorteo de NY y así lo hice, nos apuntamos los dos y tuvimos la gran suerte de que nos tocó, todo estaba de nuestro lado así que era el momento.

maraton-new-york-2016

La ilusión, ganas de correr y esta oportunidad por encima de todo

La preparación del maratón, como ya sabéis, es dura y desde Valencia arrastraba dolores en los Aquiles que durante el año he ido controlando con nuestro fisio en las Rozas, en julio tuve una contractura muscular muy fuerte en la espalda con afectación nerviosa, que me impidió entrenar durante más de un mes y estuve a punto de tirar la toalla porque ya iba muy justa, los dolores de espalda aún seguían y mis tendones seguían resintiéndose pero me podían la ilusión y las ganas y una oportunidad como esta no surge siempre así que decidí tirar para delante y entrenar con cabeza, escuchando a mi cuerpo.

Sabía que no iba a ir tan bien preparada como en Valencia pero que iba a darlo todo.

Y llegó el momento… el viaje a New York….lo primero era adaptarse al horario que no fue difícil, en segundo lugar, comer bien, algo prácticamente imposible en NY y tercero, descansar todo lo posible que también fue difícil.

Brooklin, Queens, Bronx, Central Park….

El día de la carrera se hace muy largo, nos levantamos a las 4:30 de la mañana, cogimos el autobús a las 5:30, te llevan a la salida en Staten Island y nosotros salíamos en la oleada de las 10:40. Nos llevamos comida para desayunar allí, mantas y plásticos para aislarnos del frío y poder tumbarnos a descansar hasta que empezara la carrera.

En todo momento estuve tranquila y relajada hasta que llegó la hora de entrar en el cajón, Fabi se vino conmigo a pesar de haber podido salir en la segunda oleada, para mí era importante que él estuviera ahí y para él era su 5º maratón en NY… ese momento es muy emocionante, todos en silencio, escuchando el «Love America» te pone los pelos de punta y se te hace un nudo en la garganta….pistoletazo de salida, íbamos de los primeros del cajón, directos al puente Verrazano, me sentía muy bien, llevábamos buen ritmo e íbamos disfrutando de las increíbles vistas que teníamos a ambos lados y entramos en Brooklin, impresionante!! Gente a los dos lados animando, cantando y grupos de animación en la calle, los kilómetros pasaban casi sin darnos cuenta, seguíamos a un ritmo cómodo pero apretando un poco, las avenidas son largas, rectas y sin complicaciones….

Entramos en Queens, la animación aún es mayor y eso ayuda mucho. Durante toda la carrera hay avituallamientos cada dos kilómetros, bebemos en casi todos y cada 7 kilómetros nos tomábamos un gel… llegamos al km 20, las piernas empiezan a notar el cansancio, me doy cuenta que tengo una rozadura en la parte interna del brazo y escuece mucho, el recorrido se va haciendo más exigente, llegamos a un pequeño puente que se me hace muy cuesta arriba pero sigo intentando aguantar el ritmo… y encauzamos el Queensbridge

A partir de aquí empieza lo duro,

El puente es eterno, todo cuesta arriba, en la mitad está el km 25 y me empieza a fallar la cabeza, bajo mucho el ritmo, solo pienso en llegar a la milla 17 donde espero ver a Fer, Gonzalo e Ignacio, continuamos hacia Manhattan, 1ª avenida a la altura de la calle 60, llegamos a la calle 77 donde estaban los niños, nos animan, nos abrazamos y continuamos, sorprendentemente es todo subida hasta la calle 127, esto no me lo esperaba…

El famoso muro de la maratón

maraton-new-york-2016-ALICIA2Las piernas no me van y empiezo a sentir un fuerte dolor de estómago, ya estamos en el km 30 pero a partir de aquí los kilómetros se me hacen eternos, pasamos el duro puente al Bronx, la animación continúa siendo increíble pero ya ni me entero, solo pienso en llegar a la meta como sea, sacando fuerzas de donde no tengo, Fabi me anima y se acopla a mi ritmo, pienso en toda la gente que estará pendiente de mí, en los niños que estarán esperando  para vernos otra vez en la milla 25 y así, andando, corriendo, a duras penas subimos por la 5ª avenida, todo cuesta arriba hasta que entramos en Central Park, voy pendiente de ver a los niños, los encontramos y me pongo a llorar, apenas quedan 2 km para llegar y sólo pienso en eso… esto lo acabo como sea y saco fuerzas pero el dolor de estómago se me va haciendo más intenso con el esfuerzo y a 800 m de la meta me da un fuerte pinchazo en un costado, me tengo que parar, la gente me anima y arranco a correr… ya no quiero pararme, y pienso «no te pares, ya lo tienes ahí, 400 m y se acabó» y por fin veo la meta….

Fabi me dice «disfrútalo» «ya está» es el momento de cambiar la cara y sonreír, a pesar del sufrimiento, del cansancio, del esfuerzo, mezcla de sentimientos, ganas de reír, de llorar, siento una gran emoción, nos abrazamos y me entregan la medalla de la que me siento enormemente orgullosa y feliz, ha merecido la pena, ese momento no me lo quita nadie.

Quiero dar las gracias a Fabi por estar conmigo y aguantar a mi lado toda la carrera, no sé qué habría hecho sin ti…. a Fer, Gonzalo e Ignacio por estar ahí dándonos ánimo y cariño, a todas mis amigas del padel que me animan siempre y sé que estaban conmigo en la distancia y, especialmente a todos mis compañeros de Club Kálamos en su versión 2.0 que estuvieron siguiéndonos a través de la aplicación, sé que estabais con nosotros y os sentíamos  a todos muy cerca….

 

Agradezco enormemente todo el ánimo y todas las muestras de cariño que he recibido estos días a través de cualquier medio, a TODOS os dedico un trocito de mi medalla.

Hasta la próxima!

maraton-new-york-2016

media-maraton-valencia-2016

Media Maratón de Valencia 2016

Después de más de cuatro años compartiendo entrenos, retos, sufrimientos  y risas con este gran grupo de Kalamos 2.0 y sobre todo las SpecialK, comenzando 2016 me planteo el reto de hacer MI media maratón, la de mi tierra.

No ha sido un reto nada fácil, comencé entrenando la media maratón universitaria de Madrid, en marzo,  y al terminarla me di cuenta que la de mi tierra  tenía que salir mucho mejor. No ha sido un reto fácil, pero son entrenamiento y plan nutricional adecuado he llegado donde quería llegar “de momento”.

media-maraton-valencia-2016-2

Media Maratón de Valencia Gold Label de la IAAF, mi meta 2016.

Día 23 Octubre: No ha amanecido y yo estoy muerta de los nervios desayunando, como es habitual, no me entra ni el desayuno pero allá vamos. Llegamos a las 7:30 am a la zona de salida, 20ºC, el día se presenta caluroso, me hidrato bien.

Pasan los minutos y finalmente nos colocamos para el pistoletazo de salida, son las nueve y hay 23ºC. Comenzamos a correr y en los dos primeros kilómetros notamos que hace tanto calor y humedad que lo vamos a pasar un poco mal.

media-maraton-valencia-2016-alhilo

El primer tramo la Avenida del Puerto hecho, llegamos al paseo de la Alameda donde se respira un aire un poco más fresquito, volvemos por Blasco Ibañez de nuevo a la Malvarrosa, mucha humedad. Ya tenemos los 10 primeros y me siento muy bien, ahora es cuando pienso que la voy a terminar muy bien, comenzamos el segundo bucle que hacemos que vuelve al Paseo de la Alameda y por el Auditorio, a partir del kilómetro 13 veo personas que se van retirando, un par de ambulancias y par de asistencias en las aceras, me hago un chequeo rápido y me siento fenomenal. Yo voy bien!!

Estamos en el km 16 y mi marido, fiel liebre, no da crédito a lo fuerte que estoy, unos ligeros calambres en las rodillas hace que bajemos un poco la velocidad pero allá vamos sin parar hacia la meta, se oyen los tambores, la música y la gente a los lados gritando tu nombre y dándote ánimos.

media-maraton-valencia-2016-alicia

Huele a META!!

Es maravilloso sentir que tus pies han cruzado la meta, ahora sé que puedo conseguir mucho más de mí.

Feliz, porque a pesar de todo aún me queda mucho tesón y perseverancia en los bolsillos para seguir mejorando. Mi madre siempre me dijo “quién la sigue la consigue” y a ella le dedico todos mis logros.

A todos mis compañeros de kalamos 2.0, José Trainer, SpecialK, a Mac por acompañarme y a mi familia por darme ese puntito de confianza que a veces me falta.

Pensando en la siguiente…..

media-maraton-valencia-2016-medalla

Campeonato España TRIATLON IBIZA Larga Distancia 2016

Más de 10 años que no iba a Ibiza a competir y hacer el Campeonato De España de Triatlón de Larga Distancia ( últimas apariciones en 2003-04). Diría que es como retroceder en el tiempo si no fuese por la logística y  las bicis, pues muchos compañeros que ya corrían entonces los vuelvo a ver en estas tierras y la organización es incluso más floja que en aquel entonces; lo que me indicaría retroceder aún más.

Parece mentira, que en los tiempos que corren, donde todo a nivel organizativo y de planificación de eventos ha avanzado una barbaridad, las pruebas federativas sigan siendo tan pobres (otra cosa distinta es Valencia y Elche , en las que el señor Ximo, el organizador,  es un apasionado de esto y se nota ese toque. Por cierto, hizo una gran competición en su participación en Ibiza).

A pesar de esos detalles, competir en Ibiza siempre merece la pena. El agua para nadar y su paisaje en bici son admirables.

Copa de España Media Distancia – Half Ibiza 2016

Pintaba desde el jueves que llegué a la Isla, que iba a ser un fin de semana peculiar, la inmovilidad en el hotel por una lluvia torrencial en los primeros días allí, era solventada con la expectación que causaron  las peculiaridades del hotel en el que nos alojamos.

ibiza triatlon 2016-8

Así se mantuvieron los dos primeros días de estancia: descanso, mover el cuerpo bajo la lluvia y comentar entre todos la decoración y distinción del hotel.

Abriendo un pequeño paréntesis, quiero agradecer a Alberto y Lara (dos de mis deportistas) la compañía estos días y a su amigo Pablo, todo lo que nos ha proporcionado este fin de semana. Por otro lado felicitar a Alberto en su gran estreno en la Media Distancia, en un Half nada fácil.

Yo como siempre, en modo competición, hablando lo justo, con la mente en lo que puede pasar, bebiendo mucho y comiendo más , pues en la última semana siempre me quedo “chupao” aunque coma 6 veces al día.

A todo esto se le suma que este fin de semana era la primera jornada del Máster de Alto Rendimiento en deportes Cíclicos que haré este año, pero que por suerte esta era una jornada online. Así que allí estaba yo, acompañado de los adornos de la pared, por Isa que ya llegaba el viernes, atendiendo online las jornadas del máster y esperando la hora de salida.

Tras una espera peculiar donde la recogida de dorsales ya me confirma que pocas cosas han cambiado a nivel logístico y de organización en la prueba, venía un pre- competición y una competición intensas. Iba a ser intensa pues se hizo muy importante tirar de experiencia para todo lo que iba a acontecer en la prueba.

Por lo pronto, el día previo a la prueba, ajustando tornillos y preparando la bici…

CLACK”, así sonó el tornillo de la tija. Dejó de apretar como debía, ya venía tocado porque me sonaba al meter potencia en el pedal y apoyarme fuerte, pero ese día ya dio de sí. ¡Buff! ¿qué hacer?. Subí la tija medio centímetro más, ajusté despacio hasta donde daba y apreté el otro para controlar lo máximo posible la situación. Sólo quedaba que aguantase la prueba. Si no aguantaba ya me bajaría e iría solucionándolo.

Nos acostamos pronto, pero esa última noche no se duerme demasiado bien. Por eso, las dos noches previas a la del evento son las más importantes. No se puede estar esas noches trasnochando con la excusa de que todavía no es el día de la prueba. Nos levantamos con un buen desayuno ( gracias al personal de hotel que nos trataron de maravilla) que no cargase en exceso el sistema digestivo poco más de dos horas antes de la prueba y luego a coger bolsas y al área de salida.

Desde el 70.3 de Lanzarote había nadado 4 veces (4 sesiones en un mes, ni se os ocurra hacer estas cosas a vosotros) la bici la había cogido algo más pero llevaba ya bastantes kilómetros en la preparación de Roth y del 70.3 Lanzarote, y en cuanto a la carrera, decidí no sobrepasar ningún entrenamiento los 15k de carrera. ¿Por qué todo esto? Ya llevaba mucha tralla del año y aquí debía llegar con la reserva y a cumplir con el trámite. Total, serían unas 8 horas de “marcha” y “fiestón Ibicenco”.

Triatlón larga distancia Ibiza 2016

La natación sin conocerla se puede intuir que iba a ser movida. Siempre que vayáis a hacer una prueba que se aleje más de 800 metros de la orilla, preparaos para que haya movimiento y corriente.

Así fue, me dediqué la primera vuelta a nadar sin cansarme y conocer cómo funcionaba la corriente, las boyas se veían más lejos que el año anterior cuando fui de espectador. Seguramente las alejaron de los acantilados de la Isla de Las Ratas (se dan dos vueltas por detrás de ella) por seguridad. Ya el encarar la primera boya se notaba corriente del lado derecho que te desviaba un poco a la izquierda, por tanto ir a segunda boya se preveía duro, pues nos enfrentaríamos a la corriente y además podríamos tener el rebote del corte de detrás de la isla. ¿Se piensa todo esto nadando? Pues sí, cuando ya tienes experiencia y tu mente está en la prueba, sí.

 

 La situación hacía cambiar el ritmo respiratorio y la forma de sacar la cabeza ( por eso hay que hacer muchas sesiones  respirando de diferentes maneras). Aunque eso era lo más divertido por los golpes en la cabeza de las “olitas”, la diversión no terminaba, encarar tercera boya era algo más de fiesta pues para avanzar a ella no debías colocar el cuerpo encarándola, si lo hacías terminabas en la isla. Se debía poner uno, a nadar levemente en diagonal y así se iría avanzando. El regreso era sencillo, si colocabas bien el cuerpo,  la corriente hacía efecto surf y te ayudaba aunque si te despistabas,  te podía pasar como alguno que se le veía venir casi de otra playa. ¡je!

triatlon ibiza

Una natación larga y difícil que dejó a muchos fuera

Bueno, pues se acaba la primera vuelta, en mi mente estaban algunos conocidos e Isa ,pues el agua no era fácil y todo el mundo iba a tener alguna dificultad. Miro reloj y sin fatiga veo 39’, pienso… o esto está largo, o las corrientes no me han dejado avanzar o me he tocado mucho… ya que no estaba cansado y podía afrontar la siguiente vuelta sin problema  y con más fuerza si quería.

Efectivamente, 2ª vuelta más rápida con aumentar un poco la frecuencia de brazada y como pensaba, la natación era de unos 4400 metros y no de 4000 como me pudieron corroborar muchos otros participantes. Una natación larga y difícil que dejó a muchos fuera de competición sin poder pasar el corte de prueba del segmento de agua+ciclismo.

ibiza triatlon 2016-6

Ahora viene lo bueno, la bici. Un segmento ciclista que si llevas bici de ruta con acoples no echas en falta la “cabra” (para que lo sepáis los que vengáis algún otro año) y la incertidumbre de mi tornillo.

Pues bien, ya en el km 6, la tija se baja el medio centímetro que le di de margen. Sólo me quedaba pedalear, tener la suerte de que no se bajase y en tramos de baches y zonas con irregularidades,  no apoyar el trasero e ir acoplado con el “culo” un poco elevado ( vaya “tostada «de piernas, amigo). Mientras luchaba por esto, pensaba qué hacer si no aguantaba y se bajaba más de lo que había considerado como una altura tolerable.

Se me ocurrió que si se me bajaba, cogería un gel de los que llevaba de 32gi, untaría el tornillo y la tija de gel para que no resbalase y el envoltorio lo usaría como superficie de apoyo entre tija y placa de presión de los tornillos para que el apriete no llegase a la zona de rosca conflictiva. Por suerte, no tuve que ponerlo en práctica y a falta de 25 kms de bici ya tiré con todo , como si llegaba a modo triciclo sobre el sillín, ¡oiga!

Ahora que recuerdo, ¿y si me hubiese pasado algo? Mmmm… porque la gran organización sólo tenía una moto dando vueltas, vi un par de guardia civiles  y no vi ni un juez. ¡Vaya!

ibiza triatlon 2016 4

Una distancia superior a 2,5 kms puede plantear necesidades y problemillas

ibiza triatlon 2016-7Comencé la carrera a pie con la idea de llevar un ritmo tranquilo para cumplir con el evento, sus 30 kms y mantenerme sano toda la carrera. Venía en la reserva, con las sobras de la temporada y sabía que la dureza del agua y la bici, junto al calor, iba a hacer mella a los más atrevidos y nobeles en esto. Esto era un triatlón de experiencia como se puedo ver durante todo el recorrido.

Las subidas difíciles por su adoquín y desgaste te llevaban (bueno, me llevaban)  desde el ritmo que mantenía a 5.20-30 a un ritmo por encima de 8 kms/h, los triatletas se “peleaban” por agarrarse a la barandilla y subir con seguridad para no resbalarse. Las bajadas, pretendías correr pero el adoquín irregular y el suelo pulido llamaban a la prudencia y encima, el sol daba fuerte.

En estos casos de calor y con unos avituallamientos mal organizados, hay que conseguir en la medida de lo posible botellas de agua con  tapón. Las coges y te las llevas contigo pues habrá zonas del circuito que no entre la brisa del mar y que hagan que tu temperatura interna aumente. Cuando vayáis a una prueba de larga distancia, fijaos en la distancia entre avituallamientos. Una distancia superior a 2,5 kms puede plantear necesidades y problemillas. En este caso estaban  muy separados y uno de ellos estaba “muy poco inteligentemente” colocado, pues estaba en el extremo del circuito, en el punto de giro. Por tanto, sólo lo coges una vez. Si lo hubiesen colocado a 1 kilómetro del punto de giro, se podría coger a la ida y a la vuelta y se tendrían  mejores condiciones de seguridad y de comodidad para los triatletas.

Pero sigamos corriendo. Prioridad, mantener  ritmo en llano, subir y bajar como se pueda y no parar de refrescarse, beber y meter azúcar. Así fue.

Cada vez que pasaba por la alfombra de control de chip, pensaba en mis compañeros del Kalamos  y el seguimiento que hacen de las pruebas. Deseaba llegar a una de ellas para que supiesen que todo iba ok y cuando me acercaba al punto de giro cerca de la meta, sabía que Isa estaría allí y la podría indicar que todo iba sin problema (aparte de hacerme fotos y dar envidia a mi compañero Viti del Kalamos).

 

Sólo una crisis en la última vuelta me obligó a entretenerme un poco más de lo normal y echarme 3 botellitas de agua en el avituallamiento del extremo alejado del circuito. Vi a mucha gente retirándose, a muchos andando hacia la segunda mitad del segmento de carrera, y casi todos, eran nóveles que salieron a correr como si no hubiese un mañana, sin darse cuenta que la Larga Distancia no es una prueba de velocidad sino de paciencia y de buena ejecución.

ibiza triatlon 2016-5

Hacer lo que debes en cada momento en una prueba de este tipo te lleva a poder llegar al arco de meta donde me esperaba Isa con la medalla y que tras su abrazo, como es natural en mí, con mi delicadeza y romanticismo solté un…

¡Bueno! ¡Hecho!¡Ya está! ¡Vámonos! ( ¡jajajajajaja!). Menos mal que me conoce, que si no….

ibiza triatlon 2016-2

Una fructífera temporada deportiva

Ya con esta prueba acaba una fructífera temporada con serios cambios nutricionales a mejoruna media maratón, una prueba de 32 k de carrera, 3 medios Ironman, un Larga Distancia y Challenge Roth. La primera temporada, tras mi  lesión del 2012 en la que he podido entrenar para rendir y competir por encima del sencillo hecho de participar. Agradecer el apoyo a mis colaboradores como 32gi, Totum Sport, destacar dentro de ese apoyo a Triatlon Store como parte importantísima del 2016, a Isa sin palabras (ya se lo diré al oído 😉 ) , a todos los que me siguen en redes, a mis deportistas que me aguantan y…

mención significativa a la nueva hornada de ilusión de ese grupo del Club Kalamos, que me han ayudado a ser de nuevo competitivo conmigo mismo y mi aprendizaje.

video-ibiza-triatlon-2016

Video de RTVE del Resumen del Campeonato

Feliz nueva temporada a todos

ibiza triatlon 2016-3

Iberman Triatlon 2016

Triatlon Iberman Huelva 2016

La primera vez es especial… la primera vez nunca se olvida. Hablamos de triatlón ¿de qué si no?

Mi primer triatlón de larga distancia

He empezado a escribir estas líneas con la firme intención de relatar la experiencia que viví el pasado 15 de octubre, cuando fui capaz de completar el Iberman de Huelva, mi primer triatlón de larga distancia.

Estoy convencido de que podía haber hilvanado un relato de lo más completo y entretenido sin temor al fantasma del síndrome de la página en blanco, porque en esas doce horas y pico que me pasé vagando por el mundo ocurrieron tantos pequeños acontecimientos y grandes anécdotas, y fue tal el cóctel de emociones, que podría haber escrito sin parar durante tanto tiempo como el que me pasé nadando, pedaleando o corriendo.

Tenía pensado saltarme los temores propios del día anterior…

¡Uy, parece que me pica la garganta! ¡Mmmh… la bici ha empezado a hacer un ruido raro!

Iberman Triatlon Huelva 2016

Y empezar con un esbozo de poesía para tratar de explicar la sensación electrizante del amanecer sobre el océano apenas un minuto antes de la salida; a medida que el sol va asomando por el horizonte, justo en la dirección hacia la que tienes que empezar a nadar, la piel se te pone de gallina y te embarga una emoción diferente a todo lo que hayas experimentado antes; por fin ha llegado el momento para el que tanto has trabajado, sudado y sufrido, el momento por el que tanto tiempo has robado a la familia, y tienes que hacer que haya valido la pena.

El puerto de Navacerrada como si nada

La puesta en escena es prometedora: vengo en la mejor forma en la que haya estado nunca (¡es una sensación desconcertante, subir en bici el Puerto de Navacerrada casi como si nada!) y he hecho todo lo que de mí dependía para superar este reto, así que sólo me viene a la mente una de mis frases talismán:

Llevamos encima las heridas de todas las batallas que hemos evitado, así que ¡no queda sino batirnos!

iberman-triatlon-huelva-2016-12El sector de natación es el más crudo del triatlón, no por su dureza, pues no es más que el aperitivo de lo que vendrá después, sino porque no nos engañemos, la distintiva deportividad de los triatletas es cierta… pero sólo en tierra firme. Dentro del agua es como si estuvieras rodeado de pirañas, llueven los codazos y patadas y en algunos momentos tienes que preocuparte más por salvaguardar tu integridad que de mantener el ritmo, e incluso a veces te ves obligado a “defender” tu sitio cuando tratan de hacerte un bocadillo o invadir tu espacio vital ¡Pero qué se puede esperar, si estás rodeado de triatletas, tipos duros, gente de sangre caliente, adicta a la adrenalina y que no se arruga ante nada! Aunque en el agua hay bastante desorden y confusión (sobre todo al principio), quién sabe, a lo mejor eres tú el que estaba invadiendo la trazada del que iba a tu lado, por eso no tiene sentido tomárselo en serio.

Al pisar tierra firme sin rencores y aún con el sabor de la sal en los labios todo cambia y, ahora sí, ya todos somos amigos (esto es especialmente cierto cuando corres en Andalucía, donde en otro sitio te dedicarían un exabrupto aquí te hacen un chiste).

También tenía previsto describir los primeros kilómetros en bici, que son completamente llanos pero se hacen duros porque todavía vas empapado y tiritando (son menos de las diez de una fresca mañana de octubre), aunque la experiencia te dice que en breve estarás seco, y además todavía vas con la sonrisa de oreja a oreja por haber visto cómo se iluminaba la cara de tus hijas al verte pasar, y haber podido darles el primer beso de los muchos que vendrán hoy.

La Bici.. 180 km para recordar

Mi intención era contar que el recorrido en bici era bastante más duro del esperado, 180 kilómetros sin más “descanso” que los iniciales, un recorrido rompepiernas de los que por suerte en Madrid no nos faltan, pero a ratos por un trazado de carreteras comarcales que no permiten muchas alegrías… si te despistas un segundo te comes un agujero, aunque tampoco es probable que te desconcentres porque vas todo el rato rebotando por el asfalto agrietado y cubierto de parches. Además, el viento tiene la desagradable costumbre de soplar siempre de cara ¿no? Eso sí, el paisaje siempre espectacular, y para los que amamos la bicicleta la emoción de recorrer por primera vez carreteras desconocidas es un gran estímulo, sobre todo si no tenemos que preocuparnos por el tráfico.

Iberman Triatlon Huelva 2016

La jugada tonta del día ocurrió en este sector, en algún lugar de Portugal, pues me caí de manera bastante aparatosa… ¡mientras estaba parado en el avituallamiento! Y todo por tratar de avanzar un par de metros para tirar los restos a la papelera en lugar de al suelo. Por suerte no llegué a besar el asfalto, pero faltó un pelo, y no hubo que lamentar ningún golpe, ni arañazo, ni contusión que por muy pequeña que fuera habría lamentado después, pero esto me recordó que para que todo salga bien en una prueba tan larga, dura y exigente como un triatlón de larga distancia, participa también un factor suerte que no conviene desdeñar. Siempre decimos que la suerte se la construye uno mismo, cuanto mejor preparado vayas más suerte tendrás, y es cierto, pero nunca dejará de haber un cierto porcentaje de azar imposible de reducir a cero.

iberman-triatlon-huelva-2016-5

El recorrido ciclista terminó con un escolta de la Guardia Civil que me acompañaba en moto durante los últimos kilómetros (¡otra nueva experiencia!), esta vez ya por una carretera nacional más transitada, hasta llegar a la zona de transición.

Dejar bici, quitarse casco, beber un poco, comer otro poco…

Iberman Triatlon Huelva 2016Mi idea inicial, al comenzar esta crónica, era hacer especial hincapié en este momento, para mí la clave del triatlón y donde la cosa se pone interesante, hasta el punto que pienso que aquí es donde de verdad empieza el reto, y lo demás sólo ha sido labor de desgaste, como en una guerra donde todo lo anterior han sido escaramuzas hasta que llega el momento de La Gran Batalla Final.

Me tomé la transición con la seriedad que se merece, intentando repetir de manera fría y eficiente todos los gestos y pasos ensayados en otros triatlones, que en mi caso seguramente serán muchos más (y mucho más lentos) que para otros triatletas más avezados: dejar bici, quitarse casco, beber un poco, comer otro poco… vamos lo típico, junto con algunos checkpoints algo más exóticos y personales, como ponerse la rodillera en la espinilla por si los tornillos vuelven a dar problemas y hay que subírsela hasta la sufrida articulación para aguantar los últimos kilómetros (normalmente a partir del 26-30), vaselina para las rozaduras…

¡Oh, mierda, la vaselina!

Cuando llevaba 4 kilómetros me di cuenta que se me había olvidado uno de mis rituales habitualmente más necesarios. Durante un rato me agobié pensando que las rozaduras me iban a impedir acabar, la manera más torpe y tonta posible de echar al traste con todo el esfuerzo realizado, el abatimiento creció casi como una bola de nieve… pero no había nada perdido todavía, y si tenía que entrar en meta corriendo como un pato pues así habría de ser, qué le vamos a hacer.

iberman-triatlon-huelva-2016-11

De todos modos por si acaso en los primeros avituallamientos pregunté si tenían botiquines, pero siempre me contestaban que no, que no había botellines (otra cosa que me parece sólo pasaría en Andalucía). Por suerte las rozaduras nunca llegaron (¿otra consecuencia de un buen entrenamiento, de haber mejorado la técnica, de que tenemos las mejores equipaciones además de las más reconocibles?), y al ir pasando el tiempo me fui relajando con este tema, e incluso tal vez me benefició, porque me llevó distraído unos cuantos kilómetros. Así, ya “solamente” tuve que preocuparme de dejar que los kilómetros fueran cayendo pensando en cualquier cosa, o practicando diferentes pasatiempos mentales numéricos, o repitiendo en mi cabeza las sintonías de la Patrulla Canina, Caillou, Peppa Pig y alguna más que me torturan a diario. Y, de vez en cuando, escuchando a mi cuerpo y las señales que me iba mandando, para saber si podía continuar así, bajar el ritmo o, incluso apretar un poco. Esto último parece un comentario del típico gurú de medio pelo, pero es verdad, nuestro cuerpo nos habla, sólo que muchos nos hemos olvidado de escucharlo.

Cruzando juntos esa meta tan deseada

En un momento dado, más o menos por el kilómetro 35, sobre la marisma sembrada de pequeñas barcas de pescadores atrapadas por la marea baja, me sorprendió una bella puesta de sol… pero bueno ¿en qué se me había ido todo el día? ¡Si en la página anterior estaba describiendo el amanecer! Por suerte la luna llena me acompañó esos últimos momentos para hacerlos también especiales.

Iberman Triatlon Huelva 2016

Iberman Triatlon Huelva 2016

Y así, casi a lo tonto, como quien no quiere la cosa, sin necesidad de recurrir a la épica (¡ni a la rodillera!) con un tiempo decente pero discreto (el objetivo era otro) pero mientras a mi alrededor veía a otros compañeros vomitando, tirados en el suelo con calambres o lesiones de diversa índole, llegamos a la última recta, con la familia y los amigos incondicionales gritando casi más emocionados que yo, entregándome la bandera del club y cruzando juntos esa meta tan deseada, juntos con merecidísima justicia, pues juntos fue como habíamos conseguido llegar hasta allí.

Pues sí… eso es, más o menos, lo que tenía pensado escribir cuando comencé a hacer este relato. Menos mal que al final no lo hice porque habría sido un tremendo aburrimiento.

La consecuencia inevitable de todo el trabajo realizado con anterioridad.

En su lugar, mientras preparaba en mi mente la crónica, me di cuenta de que no debía tratarse de lo que ocurrió ese día. En realidad, aquello no fue más que la guinda del pastel,  la punta del iceberg, la consecuencia inevitable de todo el trabajo realizado con anterioridad.

iberman-triatlon-huelva-2016-3

Y es que la inolvidable experiencia de cruzar la meta con los brazos en alto y acompañado de los seres queridos no se forjó por haber tomado la decisión correcta a la hora del desayuno, ni por haber sabido dosificar los esfuerzos, ni por haber hecho una adecuada hidratación… no, todo empezó a fraguarse unos cuantos meses antes, casi diría desde el 1 de enero: miles de largos en la piscina, cientos de kilómetros corriendo, miles de kilómetros pedaleando… en definitiva:

cientos de horas de esfuerzo, tesón y sacrificio.

iberman-triatlon-huelva-2016-2

Se suele pensar que el triatlón es un deporte individual, pero en realidad no creo que sea así. Vale que esas doce horas y pico estuve solo (y eso también es relativo, porque sabía que contaba con el apoyo de los que habían venido a verme y de los que desde casa me estaban animando, y eso el que lo haya vivido sabe que es un punto de motivación extra muy especial), pero ¿qué es ese rato en comparación con los cientos de horas de entrenamiento que llevas a tus espaldas? Ese había sido el verdadero reto ¡ahora me doy cuenta! y ahí nunca estuve solo, siempre hubo algún Kalamero disponible para acompañarme, para animarme, para picarme o para enseñarme multitud de aspectos de la carrera, de la bici y de la natación que habría tardado años en aprender por mí mismo.

Por todo ello estoy muy agradecido, muy orgulloso y muy satisfecho de haberme unido a un grupo tan extraordinario.

iberman-triatlon-huelva-2016-7Y por el camino también hubo que lograr objetivos intermedios sin los que tal vez no habría sido lo mismo: esa Quebrantahuesos de oro en la edición de la ventisca y los 3.500 abandonos (siempre pensé que la épica es el recurso de los que no se han preparado bien, pero ¿cómo te preparas para eso?), el Half de Sevilla, donde experimenté por primera vez la motivación de formar parte de un club tan especial, el Half de Riaza, que me deja uno de mis mejores recuerdos deportivos (ese embalse de Riofrío enclavado en las profundidades de un frondoso bosque y cuya agua exhalaba una densa neblina al amanecer, parecía que la Dama del Lago se te iba a aparecer en cualquier momento para ofrecer a Excalibur), el Half de Guadalajara, con su sector de ciclismo a 37º (¡los pies ardiendo por el calor que despedía el asfalto!) y la carrera a una temperatura mucho más agradable de 33º… todos objetivos en sí mismos, pero a la vez pasos intermedios de un plan superior, tanto desde el punto de vista físico como mental y de ir ganando confianza.

Recuerdo ahora la primera vez que vi el plan de entrenamiento que Jose, nuestro entrenador, tiene previsto para este tipo de carreras; mi primer pensamiento fue

¡esto es una p… locura, están todos zumbados!

Sin embargo, día a día y poco a poco fui capaz de ir avanzando casillas, con una ración importante de exigencia, disciplina, compromiso y, lógicamente, locura. Además, debe estar bien pensado, porque preparando objetivos mucho menos ambiciosos en el pasado acabé lesionándome más de una vez, y en todo este año no he sentido ninguna molestia que no sea causada por el mero agotamiento. Un valor añadido incalculable para lograr una preparación óptima.

Consultar la previsión meteorológica cada día, no para no salir si hace malo, sino para salir mentalizado, poner el despertador los fines de semana más temprano que los días de diario para robar el desayuno a la familia, pero llegar a la comida, levantarse antes del amanecer en verano (y en verano amanece muy pronto) para poder completar la mayor parte del entrenamiento a menos de 35º, madrugar durante las vacaciones para correr por la playa mientras la familia sigue durmiendo y luego poder desayunar juntos, las duchas heladas al término de cada sesión para facilitar la recuperación, las miradas de reojo al plan de entrenamiento antes de cerrar planes con amigos o incluso reuniones con clientes… y otra serie de costumbres extrañas se acabaron convirtiendo en hábito, haciendo buena la frase de Josef Ajram no sé dónde está límite, pero sí sé dónde no está”.

Iberman Triatlon Huelva

Pero no todo fue sacrificio, el duro entrenamiento también tiene sus ventajas: poder comer todo lo que quieras en cualquier momento sin ningún tipo de preocupación (bueno a lo mejor esto no es del todo así, pero es lo que yo hacía, y  pesar de ello tuve que perforar un agujero nuevo en el cinturón cada varias semanas), lograr un profundo conocimiento de ti mismo, de tu mente y de tu cuerpo, que nunca vas a conseguir desde el sofá, dormir profundamente todas las noches o vivir relajado porque cualquier posible tensión que haya aparecido en el día va a ser completamente eliminada con tanto ejercicio, son sólo algunos ejemplos de los “efectos secundarios” positivos de todo este proceso.

Mi familia…

iberman-triatlon-huelva-2016-9No puedo terminar la crónica/divagación sin mencionar un aspecto fundamental más de este pequeño éxito, que he dejado para el final no por ser el menos importante, sino justamente por todo lo contrario: mi pequeña gran familia y el apoyo que me prestó en todo momento, aunque creo que Susana no se lo llegó a creer del todo cuando varios meses antes le había adelantado las horas de entrenamiento que venían por delante, para que se fuera haciendo a la idea. Susana, que ha sostenido el fuerte mientras yo estaba haciendo kilómetros por ahí con mi amante de dos ruedas, en realidad no comparte esta afición, ni entiende por qué hacemos estas cosas, ni qué sacamos con “disfrutar sufriendo”, pero sabe que para mí es importante y con eso le basta, y se alegra de verme llegar a meta tanto o más que yo. Todo ello no resta valor a su entrega y apoyo, al contrario ¡hace que sea doblemente meritorio! Sólo espero haber sido capaz de transmitir cuán consciente soy de ello y cuán afortunado me siento por contar con ella.

¡Y qué decir de las enanas, Irene y Adri, que inundan de alegría cada momento de nuestras vidas aunque algunos días te lo pongan más difícil que cualquier triatlón! Sin sus sonrisas, aplausos y gritos, sin su ilusión genuina y su ingenuidad infantil, esto no habría sido más que un proyecto aburrido y sin alma.

Iberman Triatlon 2016

226 km

En definitiva, aunque lo único tangible que queda de ese día es el trozo redondo de hojalata que te cuelgan del cuello al llegar, con el paso del tiempo estoy convencido de que lo que más recordaré de esta experiencia no será ese momento, sino los meses de compañerismo y trabajo compartido que me condujeron hasta allí, hasta traspasar el umbral de una meta que fue la culminación de un viaje interior de aprendizaje y autoconocimiento que me llevó mucho más lejos que los 226 kilómetros que trazan el recorrido.

media maraton de la mujer 1

I Media Maratón de la Mujer 2016 en Madrid

23 de octubre.

Primera edición de la Media Maratón de la Mujer en Madrid.

Hasta allí nos desplazamos Mery, Sol y yo acompañadas de mi amiga Miriam y de nuestros chicos, Nucho, Agus y Fabi. La carrera empieza a las 8:30 h y el día no acompaña mucho, está lloviendo pero confiamos en que durante la carrera la lluvia nos dará un respiro.

Pistoletazo de salida de la I Media Maratón de la Mujer en Madrid, la temperatura es buena y no llueve  y empezamos a disfrutar de un precioso recorrido por las calles más emblemáticas de Madrid. Vamos todos juntos, disfrutando, llevamos un ritmo cómodo, la subida por la Castellana se hace larga, son 7 km, la lluvia se une a nosotros, sólo pienso en llegar para recuperar en la bajada.

media maraton de la mujer 2

Cibeles, Gran Vía, Callao, Puerta del Sol, Palacio Real….

En el km 13 la rodilla de Sol se resiente  y baja el ritmo, Mery y Nucho se despegan y nos quedamos Fabi, Miriam y yo, la lluvia se va haciendo más intensa… al llegar a Cibeles y según vamos subiendo Gran Vía empieza a jarrear agua, el asfalto es un río, los pies se llenan de agua y pesan, Fabi me anima en la subida, se hace duro… pienso y digo en alto

¿pero qué hacemos aquí???

http://www.kalamos.es/i-media-maraton-de-la-mujer-2016-en-madrid/

Llegamos a Callao, km 15, ya no queda nada… disfrutamos de la Puerta del Sol, del Palacio Real, las piernas ya van solas y mis tendones se resienten, Puerta de Toledo, Pirámides, km 19, ya no queda nada, la recta por el Paseo de la Chopera se hace muy larga y de vuelta veo a Mery y Nucho que entran en el recinto de meta, giramos y en la vuelta vemos a Sol y Agus, ya lo tenemos!

Entramos en meta y muy contentas Miriam y yo nos abrazamos…

1:56:15 conseguido!

media maraton de la mujer 3

Hemos vencido a la lluvia, a las molestias de estomago de Mery, a la rodilla de Sol, a mis tendones y gemelos….

me siento feliz, muy agradecida a nuestros incondicionales seguidores, Fabi, Nucho y Agus, orgullosa de Sol, Mery, de mi amiga Miriam y de mi misma y de pertenecer al Club Kálamos, un equipo de calidad formado por grandes personas….

Ahora a recuperar un poco y seguir pensando en mi objetivo cada vez más cercano … Nueva York!!!